Las avispas que usan virus como armas biológicas

Yo sabía de estas avispas que usan orugas de huésped para sus crías, pero el ciclo completo me dejó sin palabras, simplemente sorprendente.

ccongregata

Los icneumónidos y los bracónidos son avispas que parasitan habitualmente larvas de mariposas. Al mismo tiempo que ponen sus huevos en el interior de las orugas, les inyectan toxinas y otras proteínas que impiden su maduración y neutralizan su sistema inmune; mecanismos que favorecen el desarrollo de las larvas dentro de su huésped. Las toxinas y su procedencia han sido un misterio hasta que los análisis genéticos han revelado que, al menos en los bracónidos, están relacionadas con un virus que infectó a estos parasitoides hace unos 100 millones de años.


ciclo
Ciclo de vida de una avispa parasitoide. La avispa inyecta sus huevos junto con polidnavirus dentro de la oruga huésped. De los huevos nacerán larvas que tras pasar por varias fases puparán fuera de la oruga y emergerán como adultos.

Estas toxinas son en realidad los productos de hebras dobles de ADN encapsuladas en proteínas que se producen en los ovarios de las avispas parasitoides. Por su forma, que recuerda a la de un virus, se denominaron polidnavirus (virus con ADN polidisperso). Existen dos tipos con un origen evolutivo diferente: los bracovirus y los icnovirus, asociados a las avispas bracónidas e icneumónidas, respectivamente. Los polidnavirus se encuentran integrados en el genoma cromosómico de la avispa y se separan cuando el insecto está a punto de alcanzar el estado adulto. Cuando el parasitoide inyecta los huevos con el ovopositor, los virus también pasan al huésped y suprimen su sistema inmune impidiendo que los hemocitos (granulocitos y plasmatocitos) encapsulen los huevos o las larvas de la avispa, ya sea mediante la alteración de las propiedades adhesivas de las células defensiva o induciendo su ruptura.

nudivirus

Analizando las secuencias genéticas de bracónidos e icneumónidos y comparándolas con virus de insectos se ha descubierto que 22 genes del primer grupo de avispas coinciden con los de los nudivirus, un antiguo grupo de virus de insectos que infectan su sistema reproductor. Además, esos genes codifican proteínas de la cubierta y otras proteínas responsables del ensamblaje de las partículas virales. Al parecer, los nudivirus y las avispas comenzaron su relación con una infección hace unos 100 millones de años y con el transcurso del tiempo, el ADN viral se integró completamente en el genoma de las avispas. Desde este punto de vista, ahora los polidnavirus se consideran más como una parte integral de de las avispas que como una entidad individual (un fenómeno similar al de la relación simbiótica entre las mitocondrias o los cloroplastos y las células eucariotas). Sin los polidnavirus, las avispas serían incapaces de completar su ciclo reproductivo y sin las avispas, los virus no podrían replicarse, ya que son las propias avispas la que les proporciona la maquinaria necesaria.

En cierto modo los polidnavirus actúan como vectores génicos que contienen el material genético de la avispa, el cual se transcribe en el interior de la oruga y genera las toxinas necesarias para neutralizar el sistema inmune de su huésped. Por eso mismo, comprender los mecanismos que permiten la inserción de grandes porciones de material genético en estos virus podría servir para desarrollar mejores agentes para la terapia génica.

Nota tomada de Entomoblog.

Comenta aquí

comentarios

Esto también te puede gustar...

  • Dtzab

    Verdaderamente impresionante, jamás habia leido sobre esto. Aunq en Mexico tenemos gente que ha desarrollado esa capacidad para parasitar del resto de la gente.
    Saludos!

  • Reyplas

    Las avispas bracónidas, tienen mucho del hombre moderno, pues éste ha crado virus como el deporte, la raligión y la democracia, como herramientas de engorde particulares de sus Harens.

Sorprendido