El héroe de la semana CLXXIV

Sádico asesino, al penal

Julio Alberto Can Sulub mató a machetazos a José Remigio Pastelón Cuevas, después de que éste lo amenazó de contarle a su esposa que sostenía relaciones íntimas con él

Julio_Alberto_Can_Sulub

Al ser amenazado por el homosexual José Remigio Pastelón Cuevas con el hecho de que le contaría a su esposa que desde hace unas semanas sostenían relaciones sexuales como pareja, Julio Alberto Can Sulub, temiendo que su familia lo abandonara si se enteraba de ello, decidió matarlo a machetazos.

El pasado fin de semana, la Fiscalía General de Justicia presentó al asesino del homosexual ante los medios de comunicación, y ayer fue remitido al penal, acusado de los delitos de robo de vehículo automotor y homicidio calificado, denunciado por Ely María Pastelón Cuevas, hermana de la víctima, quien encontró el cadáver de su familiar, de 67 años de edad, en el predio marcado con el número 171 de la calle 17 entre 12 y 14 de la colonia García Ginerés.

El cuerpo presentaba unas 25 heridas cortantes en cabeza y cuerpo y ante el reporte del crimen y desaparición de su vehículo, las distintas corporaciones policíacas pusieron en marcha un operativo para la localización y detención del asesino.

En el expediente se indica que José Remigio hace unas tres semanas conoció en la plaza principal a Julio Alberto y desde un principio le refirió que era homosexual y le ofreció dinero a cambio de sus favores, en esa ocasión le pagó por sus servicios 150 pesos.

A partir de esa vez, se reunían en el domicilio del homosexual, donde ingerían bebidas embriagantes y sostenían relaciones sexuales.

El caso es que el pasado 6 de julio alrededor de las 14:00 horas, cuando Julio Alberto salía de su trabajo, recibió una llamada a su celular de parte de José Remigio, quien le dijo que quería verlo, ya que le urgía tener sexo, por lo que el tipo abordó una Combi rumbo a la colonia García Ginerés, donde primero se tomaron varios vasos de vodka, hasta que se dirigieron a un cuarto donde tuvieron relaciones.

Pero en esta ocasión José Remigio le dijo que se volteara, para invertir los papeles, y entonces el otro le dijo que no se iba a dejar. Sin embargo el gay lo amenazó con contarle todo a su esposa y fue cuando tomó la decisión de matarlo al ver un machetillo junto al televisor.

Cuando José Remigio se dirigió al baño, lo siguió y le asestó varios machetazos hasta dejarlo muerto, se bañó en otro sanitario y limpió como pudo las manchas de sangre, luego agarró las llaves del vehículo Golf de la víctima, su teléfono celular, 600 pesos de su bermuda, un televisor y dos botellas de licor.

A bordo del vehículo se dirigió a una casa de empeños denominada Altamirano, donde le dieron mil 500 pesos por el aparato y luego se fue a festejar al bar “La Curva I”, después llegó a su casa dejando el automóvil cerca de la calle 19 de Ucú, donde vive.

Al día siguiente, pensando en vender el automotor, transitaba sobre la calle 77 por 60 y 60-A de San Antonio Kaua, cuando fue detenido en un retén, ya que estaba alcoholizado.

Luego se confirmó que el auto tenía reporte de robo y él había sido el asesino del homosexual de la García Ginerés.

La Policiaca.

Comenta aquí

comentarios

You may also like...

Los comentarios aquí expresados, así como las colaboraciones de los lectores, no representan la opinión ni el punto de vista de MexaBlog ni de su administrador y por lo tanto los exime de cualquier responsabilidad. Diviértanse.

  • free

    A todas luces perturbadora la historia.

    Eres como una morbosa y fúnebre rosa de Guadalupe, mi querido Mexa

    67 años tenia el doñito, no hay que ser!!!